Lula da Silva anima a la COP27 y ofrece organizar la cumbre de 2025 en la Amazonía

Primera modificación:

Sharm el-Sheikh (Egipto) (AFP) – El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva, ofreció este miércoles ser sede de la conferencia climática de la ONU de 2025 en la Amazonía y anunció la creación de un Ministerio de los Pueblos Indígenas, a su llegada a la COP27 que se realiza en Egipto.

Recibido con vítores y aplausos de cientos de personas en la conferencia de Sharm el Sheikh, ‘Lula’ aseguró que liderará una “lucha muy fuerte” contra la deforestación, y que hablará “mucho” con los pueblos originarios.

“Pondremos fin al proceso de degradación que están experimentando nuestros bosques tropicales”, proclamó.

‘Lula’ afirmó que el futuro Ministerio de los Pueblos Indígenas es una medida de justicia, para que los indígenas “no sean tratados como bandidos”, declaró.

Seis semanas antes de asumir el cargo el 1 de enero, “Lula” ha lanzado en efecto su programa diplomático en este balneario egipcio con encuentros con el enviado especial estadounidense para el clima, John Kerry, y el negociador jefe chino, Xhi Zhenhua, además de otros acuerdos bilaterales.

“Brasil ha vuelto”, dijo el líder de izquierda de 77 años. “Brasil no puede estar aislado como lo ha estado durante los últimos cuatro años. Brasil es demasiado grande”, agregó.


Su discurso tuvo lugar en un pabellón instalado en la COP27 por el consorcio Amazonia Legal, que reúne a los nueve estados de la cuenca amazónica brasileña.

A pocos metros estaba el pabellón oficial del gobierno de Jair Bolsonaro, que también tiene un programa activo de eventos públicos en la COP27.

Amazonia o Pará, los lugares propuestos por ‘Lula’ para la COP30

La celebración de la COP30 en Brasil en 2025 podría tener lugar en el estado de Amazonia o Pará, explicó el presidente electo.

El pequeño pabellón estaba repleto de gente una hora y media antes de que llegaran.

‘Lula’ participa como invitado especial de la presidencia egipcia de la conferencia climática de Naciones Unidas.


Su llegada despertó entusiasmo en este encuentro en el que participan cerca de 200 países y que vive con preocupación la aceleración del cambio climático.

Los delegados en Sharm el-Sheikh están atrapados en negociaciones difíciles sobre el posible establecimiento de un fondo para pérdidas y daños relacionados con el cambio climático.

John Kerry, “animado” por su encuentro con ‘Lula’

“Me sentí alentado por la forma en que habló, para enfrentar el problema de una vez por todas, para preservar la Amazonía”, dijo John Kerry el miércoles, refiriéndose a su reunión con Lula el día anterior.

“Trabajaremos diligentemente para lograr este objetivo con nuestros aliados, Noruega, Alemania y otros países que durante mucho tiempo han estado profundamente comprometidos con él”, agregó.

El enviado climático de EE. UU., John Kerry, asiste a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow, Escocia, Reino Unido, el 12 de noviembre de 2021.
El enviado climático de EE. UU., John Kerry, asiste a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow, Escocia, Reino Unido, el 12 de noviembre de 2021. © Yves Herman / Reuters

La deforestación anual promedio en la Amazonía ha aumentado en un 75 % durante la última década bajo el mandato de Jair Bolsonaro.

Noruega y Alemania anunciaron, tras la victoria de Lula, que estaban listas para retomar su apoyo financiero para preservar la selva amazónica en Brasil, habiéndolo retirado en 2019 poco después de la llegada al poder de Bolsonaro.

Noruega es el mayor contribuyente a este fondo y, según su ministerio de medio ambiente, actualmente hay disponibles 641 millones de dólares.

Los desafíos de preservar la Amazonía

Antes de su visita, la primera en el extranjero desde su triunfo electoral el 30 de octubre, Lula había enviado a varias figuras de confianza para preparar el terreno, como las exministras de Medio Ambiente Marina Silva (2003-2008) e Izabella Teixeira (2010 -2016).

Brasil concentra el 60% de la Amazonía, uno de los mayores sumideros de CO2 del planeta, repartido entre nueve países y fundamental en la lucha contra el cambio climático.

Imagen de archivo.  Un incendio ilegal quema una reserva de la selva amazónica en Brasil el 15 de agosto de 2020.
Imagen de archivo. Un incendio ilegal quema una reserva de la selva amazónica en Brasil el 15 de agosto de 2020. © Carl de Souza / AFP

La deforestación del lado brasileño, según datos oficiales, alcanzó un máximo en 15 años en el período 2020-2021 debido a la promoción de actividades mineras y agrícolas por parte del gobierno de Bolsonaro.

Esta devastación representa casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero del país, según el Observatorio do Clima, una ONG.

La diputada y líder indígena Sonia Guajajara, presente en el acto de Lula, instó al presidente electo a “reflexionar con el pueblo sobre las políticas sociales” de Brasil.

En particular, le ordenó completar la demarcación de cinco territorios indígenas en sus primeros meses de gobierno.

Por su parte, la exministra Marina Silva abogó por una meta de reforestación de 12 millones de hectáreas.

La conferencia de la ONU termina oficialmente el viernes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *